Noticias de interés

MIéRCOLES

24

Jul...

Actualidad

¿Qué es la responsabilidad social corporativa?

Se llama Responsabilidad Social Corporativa (RSC) a la participación voluntaria de empresas en iniciativas sociales y ambientales integradas a sus operaciones comerciales que generen un impacto sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades del entorno y medio ambiente.

 

 

Por su lado, El Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (World Business Council for Sustainable Development), determina que la empresa socialmente responsable es aquella que “asume un compromiso de contribuir al desarrollo económico sostenible por medio de la colaboración con sus empleados, sus familias, la comunidad local y la sociedad, con el objetivo de contribuir a mejorar la calidad de vida.

 

 

Una empresa socialmente responsable cuenta con unas características especiales:

 

  • Si bien, las entidades gubernamentales imponen normas y leyes a las organizaciones, lo cierto es, que las empresas con responsabilidad social van más allá de la normatividad vigente, es decir, que agregan políticas que aportan un valor añadido a la comunidad, aunque, no sea legalmente una obligación.

  • Las iniciativas y acciones que se deciden aplicar basados en los principios de la RSC se asumen de forma voluntaria por parte de los líderes de la organización.

  • Debe afectar espacios que tengan que ver con el medio ambiente, lo social y lo económico.

  • Las acciones de RSC no se ajustan solo a los clientes, sino qué, deben incluir a todos los grupos de interés como empleados, proveedores y hasta la misma competencia.

 

 

De la misma manera, cuando las organizaciones incorporan actividades de Responsabilidad Social Corporativa deben tener en cuenta los principios básicos que refleja la norma ISO 26000 de la Organización Internacional de Normalización y que los detalla en siete fundamentos:

 

  • Las organizaciones que generen actividades de Responsabilidad Social Corporativa deben someterse de manera voluntaria a la rendición de cuentas por parte de las entidades de control con respecto a la iniciativa desarrollada asumiendo las consecuencias de su proceder, y si dichas actividades son negativas deben aplicar las medidas necesarias para que no se vuelvan a dar.

  • La información que tengan las empresas en relación con las actividades de RSC debe ser compartida con sus grupos de interés, por lo que, la transparencia debe ser un principio fundamental en el desarrollo de cualquier proyecto.

  • La honestidad, la equidad y la integridad son valores que deben hacer parte del comportamiento ético de las empresas y harán parte del funcionamiento de las organizaciones por encima de cualquier beneficio.

  • Durante el proceso de la toma de decisiones se debe respetar los intereses de los stakeholders (grupos de personas dentro de una empresa que tienen objetivos propios: accionistas, empleados, directivos, etc), es así, que además de responder a los accionistas o inversores lo hará también con las partes interesadas.

  • Basados en el principio de legalidad, todos los involucrados en actividades de RSC deben someterse y cumplir la normatividad vigente tomando las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de las normas que las entidades de control dispongan.

  • No obstante, además de cumplir con las normas locales, las empresas deben atender la normatividad internacional en cuanto a lo social y medio ambiental, aun cuando las leyes del país donde se encuentra la empresa no lo exijan.

  • Los derechos humanos son universales, por tanto, se deben respetar independiente de las fallas locales que no los garanticen en el entorno de la empresa.

 

 

Por otro lado, los ámbitos de gestión de la empresa en torno a las actividades que desarrollan en el marco de RSC deben estar alineados con:

 

  • La actividad básica de la empresa.

  • Propensión de permanencia.

  • El compromiso total de la alta gerencia.

 

 

De igual manera, las iniciativas desarrolladas en la RSC deben ser multidimensionales y que afecten en la gestión a todas las áreas de la empresa en los siguientes ámbitos:

 

  • Derechos humanos.

  • Los intereses de los consumidores.

  • Coberturas en la salud.

  • La gestión realizada en torno al medio ambiente.

  • Sentido amplio de transparencia, donde, se enfrente con eficiencia el fraude y la corrupción.

  • Prácticas de trabajo y empleo.

 

 

Una empresa que se precie de ser sostenible y responsable, además, de lo ya expuesto debe respetar unos objetivos éticos, en este orden, se enumeran algunos que tienen gran relevancia:

 

  • Para que las empresas puedan contribuir a mejorar la situación económica, social y medioambiental se debe apostar por el bien propio y el bien común, si bien, pueden ser contradictorios deben convivir y retroalimentarse mutuamente.

  • El enfoque tradicional de las empresas representa más la competitividad que la colaboración, sin embargo, esta última le da a la empresa la posibilidad de aportar otros puntos de vista cuando se enfrentan problemas, por tanto, en las actividades de RSC se deben encarar ambos conceptos, por un lado, la competitividad que es vital, y por otro, la colaboración, pues, es importante colaborar con compañeros, clientes, proveedores, instituciones y competidores.

  • La imagen empresarial es muy importante para una buena reputación, pero, cuando esta se daña no se debe maquillar con las iniciativas de la RSC, por tanto, la imagen de la empresa debe ser coherente con la esencia y los valores corporativos.

  • Una organización socialmente responsable debe aprovechar la diversidad de ideas y creencias para que se logre tener diferentes puntos de vista en el trato de cualquier tema corporativo que conlleve a innovar y crecer como empresa.

  • Si bien, el control sobre los grupos de interés es necesario, si se torna excesivo puede desmotivar las acciones de las personas afectando su rendimiento, por lo que, la confianza en los empleados es necesaria para la toma de decisiones que resulten siendo apropiadas y beneficiosas para la empresa.

  • Es claro, que el costo de los procesos de aprendizaje es alto para cualquier organización, pero, una empresa responsable y sostenible debe hacer esfuerzos que proyecten su visión empresarial a largo plazo a través de inversiones en aprendizaje para que a futuro pueda ser más competitiva.

 

 

Lo anteriormente expuesto, ha beneficiado el clímax del debate sobre la Responsabilidad Social Corporativa como herramienta que sea útil para reducir el impacto de las empresas en general cuando se trata de los derechos sociales, laborales y del medio ambiente.

 

 

Autor:

 

Encuentre en Red de Árboles

noticias del medio ambiente en Colombia

Apoyemos al medio ambiente, apoyemos al planeta, es hora de sembrar!