JUEVES

23

May...

Actualidad

¿Qué son las compensaciones ambientales?

En la naturaleza toda actividad tiene un impacto. Algunos parecen pequeños, si los vemos por separado, otros resultan ser tan grandes que nos obligan a detenernos a pensar cómo la vida en los ecosistemas, se transformará como resultado de nuestras acciones. 

 

Cada vez que se implementan proyectos de desarrollo, se generan impactos negativos sobre los animales, las plantas y el lugar donde estos viven. Por ejemplo, la construcción de carreteras y puentes, o la extracción de minerales e hidrocarburos afectan drásticamente el ambiente, generando cambios que a su vez, producen perdidas de biodiversidad. Sin embargo, los potenciales impactos de un proyecto, pueden ser gestionados y controlados a través de una serie de medidas, dando como resultado la reducción de los mismos, con el mínimo daño posible. Las pérdidas en biodiversidad generadas por dicho impacto mínimo posible pueden ser recuperadas en otro lugar, de manera que igualen o superen a esas pérdidas. En términos generales a esto es a lo que llamamos compensación ambiental. 

 

Lograr la reducción de los impactos ambientales en Colombia es un camino largo y difícil, sobre todo si se tiene en cuenta que el desarrollo económico del país depende en gran parte de actividades que generan daños irreparables a los ecosistemas. Sin embargo, el gobierno, a través del Ministerio del Medio Ambiente, regula este tipo de actividades y las somete a licencias que serán exigidas a las empresas que deseen ejecutar un proyecto, que tenga impactos negativos sobre la naturaleza y sólo se obtendrán a través de la elaboración de un estudio de impacto ambiental que deberá ser aprobado antes de echar a andar el proyecto y el cual debe considerar los siguientes puntos; 

 

- Evitar: Algunos de los impactos previstos en un proyecto pueden ser evitados, mediante el ajuste de los diseños iniciales de su infraestructura.

 

- Minimizar: Muchos de los impactos potenciales no podrán ser evitados. Sin embargo, sí es posible reducir el daño que estos generan. 

 

- Restauración o reparación: Los daños causados por el proyecto se pueden reparar, llevando a cabo acciones que ayuden a que los ecosistemas se recuperen en el mismo lugar, por ejemplo, sembrar árboles en alguna zona que antes fue usada por el proyecto, pero que no se usará más. 

 

Existen una serie de impactos que por más que se intente no se podrán evitar, minimizar, reparar o restaurar, estos son los llamados impactos ambientales residuales y las pérdidas de biodiversidad generadas, son las que deben ser compensadas. 

 

A través de un proyecto de compensación se deben implementar acciones de conservación en un lugar que presente el mismo tipo de ecosistema y sea lo más cercano posible al sitio donde se generan los impactos negativos. En dicho sitio, se deben generar ganancias en biodiversidad que sean iguales o superiores a las pérdidas ocasionadas por el proyecto. Si las ganancias igualan a las pérdidas es porque se ha logrado una no pérdida neta de biodiversidad y si las ganancias superan a las pérdidas, se dice que se alcanzó una ganancia neta de biodiversidad. La formulación de cualquier proyecto, obra o actividad, debe tener como objetivo la no pérdida neta de biodiversidad. El proyecto debe, además, considerar las interacciones y vínculos de dependencia de las personas con la biodiversidad y brindar alternativas de subsistencia reales a las comunidades locales, en caso de que estas se vean afectadas. 

 

Es importante recordar que la compensación ambiental es aplicable solo en aquellos casos en los que el impacto ambiental negativo no se haya podido mitigar, evitar o reparar. Un proyecto bien formulado, idealmente no debería tener que proponer y ejecutar medidas compensatorias. Es decir, antes de pensar en compensar, debemos agotar todas las demás medidas posibles. Además, se debe tener en cuenta que las compensaciones no son un salvoconducto para la realización de cualquier proyecto. Si se va a impactar un ecosistema amenazado o una especie en peligro de extinción, es probable que los impactos no sean compensables, ya que el impacto sería irreparable. 

 

En Colombia, las compensaciones por pérdida de biodiversidad son obligatorias para todos los proyectos que estén sujetos a licenciamiento ambiental. La resolución 1517 de 2012, expedida por el Ministerio de Medio Ambiente exige la aplicación del Manual de Compensaciones Ambientales a proyectos de minería, infraestructura, hidrocarburos, sector eléctrico y sector marítimo y portuario. 

 

En Fundación Red de Árboles le ayudamos a las empresas a cumplir con lo que exige el gobierno respecto a compensaciones ambientales, ya que nos dedicamos a restaurar, rehabilitar y reparar los ecosistemas que han sufrido impactos ambientales negativos, a partir de la reforestación, sembrando árboles nativos en dichas zonas. Las empresas pueden acudir a nosotros y los asesoraremos para que puedan dar el debido cumplimiento de las normas ambientales. 

Autor:

 

Encuentre en Red de Árboles

noticias del medio ambiente en Colombia

Apoyemos al medio ambiente, apoyemos al planeta, es hora de sembrar!