Noticias de interes

MARTES

02

Abr...

Actualidad

¿Para qué sirve la reforestación?

La reforestación es un procedimiento muy importante para salvar nuestro planeta. Esta es necesario, ya que se están destruyendo o dañando enormes bosques debido a varias razones diariamente. La remoción de la cubierta verde de la superficie de la tierra se ha vuelto común debido a varias razones, tales como incendios forestales, necesidades agrícolas, necesidades humanas, tala y minería.

 

 

Con la creciente conciencia ambiental, se ha tomado una iniciativa global para regenerar las aldeas de bosques perdidos en todo el mundo.

 

 

La reforestación no es lo mismo que la forestación, aunque ambas están dirigidas hacia la propagación de la vegetación. La forestación es el esfuerzo por forestar un área que originalmente no tenía cobertura arbórea. Es el esfuerzo por crear un nuevo bosque en un área que antes no había sido probada o en una parte de la tierra que no estaba cubierta por el bosque.

 

 

Por otra parte, la reforestación está repoblando un área que ha perdido su población de árboles. Es una iniciativa que diferentes países están emprendiendo para mantener el equilibrio ecológico. Varias comunidades, ONGs, están trabajando incansablemente hacia la reforestación.

 

 

En un discurso, el 21 de marzo de 2016, designado como "Día Internacional de los Bosques", el Secretario General de las Naciones Unidas expresó su preocupación por el agotamiento de los árboles y los bosques. Enfatizó que los bosques son necesarios para que el planeta y sus habitantes sobrevivan. Se centró en la interdependencia de los bosques, la estabilidad del clima global y la vida saludable. 

 

 

Con el cambio de siglo, la reforestación se ha convertido en una agenda global. Incluye tener en cuenta los bosques, los parques naturales que casi han dejado de existir debido a la deforestación imprudente y ayudar a que se recupere lo más posible la vegetación natural de esa región.

 

 

Importancia de la Reforestación

 

 

  • Restableciendo la pérdida de biodiversidad

 

Hoy nos encontramos en el umbral de una inminente crisis con el rápido cambio climático, el calentamiento global y el efecto invernadero. La tierra está perdiendo gradualmente su biodiversidad a medida que más y más animales son expulsados de su hábitat natural. La única forma de controlar estos efectos adversos es la reforestación.

 

 

  • Reduciendo el dióxido de carbono en el aire

 

La vida humana se enfrenta a los efectos nocivos de la crisis ambiental. La falta de árboles y humos liberados de fábricas, automóviles, ha contaminado el aire urbano. La reforestación es la forma más sencilla de mejorar la calidad del aire que respiramos. Las plantas absorben el dióxido de carbono del aire, ayudan en la precipitación y reducen la temperatura de la superficie. Si perdemos rápidamente la vegetación, la temperatura promedio seguirá aumentando. Los glaciares que se derriten elevarán el nivel del mar y habrá cambios climáticos drásticos.

 

 

  • Luchando contra el calentamiento global

 

Las plantas ayudan a reducir la cantidad de dióxido de carbono en el aire y disminuyen significativamente la presencia de gases tóxicos como el metano. Así que solo a través de la reforestación planificada se pueden controlar los efectos de la deforestación y se puede reducir el calentamiento global. Los bosques son sumideros naturales de carbono efectivos. El carbono que se desprende de la quema de combustibles fósiles es absorbido por los bosques.

 

 

  • Hábitats de restauración

 

La deforestación y la urbanización han sido una amenaza constante para la flora y la fauna de cualquier área. Hemos perdido numerosas plantas valiosas y muchos animales se enfrentan a amenazas de casi extinción. La reforestación no solo controlará la contaminación ambiental sino que ayudará a preservar la vida silvestre. Además de los beneficios climáticos, la reforestación tiene el potencial de preservar las especies en peligro de extinción. Un bosque en recuperación restaura la pérdida y degradación del hábitat y amenaza la salud de las especies.

 

 

  • Erosión y cuencas

 

Es evidente que la rápida tala de árboles que conduce a la deforestación de grandes partes del mundo, llevó a la erosión del suelo. Esto a su vez afectó a la agricultura, deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas. Para revertir esta situación, necesitamos la reforestación. Las raíces se adhieren al suelo y evitan que se salgan del suelo superior. Esto preserva la fertilidad del suelo. La restauración forestal puede revertir el daño causado por la erosión. La reforestación revivirá las cuencas hidrográficas que son aspectos importantes del bienestar ambiental.

Autor:

 

Encuentre en Red de Árboles

noticias del medio ambiente en Colombia

Apoyemos al medio ambiente, apoyemos al planeta, es hora de sembrar!